PFC: Estudio de posibles diseños de Sistemas de Navegación para casos de ceguera o deficiencia visual grave

cdsc

 

Este nuevo Proyecto Fin de Carrera en el B105 trata de aprovechar el gran avance tecnológico de la última década como soporte para nuevos proyectos de ayuda para invidentes o personas con deficiencia visual grave. En primer lugar se revisa el estado del arte de los proyectos de esta naturaleza hasta la fecha (muy extenso), y de otras ramas tecnológicas como la Realidad Aumentada, Dispositivos Wearables, o Mapeado 3D, y se estudia su posible aplicación en este ámbito.

Algunos ejemplos interesantes son el proyecto vOICe (traducción imagen-sonido, foto incluida) o el recientemente comercializado BrainPort, que estimula los nervios asociados a los mecanorreceptores en la lengua mediante corrientes eléctricas (“electrotáctil”) para dibujar en ella las imágenes captadas por una cámara. Estos productos se apoyan en los trabajos de Paul Bach-y-Rita de sustitución sensorial y plasticidad neuronal, defendiendo en este caso la capacidad de adaptación del cerebro para interpretar información visual por estímulos táctiles o auditivos.

Concedida matrícula de honor a PFC englobado dentro del proyecto DEPERITA

montaje

El proyecto DEPERITA (DEtection PERImetral system for lineal TrAffic works) está siendo actualmente desarrollado en el laboratorio B105. El sistema busca desarrollar un sistema que mejore la seguridad en obras de mantenimiento de carreteras. En estos trabajos, es habitual llevarlos a cabo sin cerrar la calzada, cortando sólo parte de los carriles, con el fin de no interrumpir completamente el tráfico. Sin embargo, en estos casos, los trabajadores están expuestos al tráfico, ya que los coches circulan muy cerca de ellos y cabe la posibilidad de que algún vehículo se introduzca en la zona cerrada al tráfico, en la que se encuentran los trabajadores. Para reducir la posibilidad de accidente en estos casos, se ha planteado desarrollar un sistema que alerte a los trabajadores en caso de que algún vehículo invada la zona de trabajo.

La detección de los vehículos se realiza mediante unas balizas o detectores que se acoplarán a los conos empleados para realizar el corte del tráfico. Las balizas se encargarán de, si algún vehículo cruza ,la zona delimitada, avisar a todos los trabajadores a través de un reloj que cada uno de ellos lleva puesto. Todas estas balizas y relojes forman una red inalámbrica en la banda conocida como SRD (Short Range Devices) de 868 MHz. Esta se encarga de distribuir los avisos de peligro, activar o desactivar la detección de vehículos, e informar del estado de los dispositivos.

road
Esquema reducido de un despliegue objetivo.

Cuando algún vehículo cruce este perímetro, la baliza asociada a ese segmento lo detectará, y se avisará a los trabajadores mediante sus relojes y también con la sirena incorporada en alguna de las balizas. De esta manera, pueden apartarse de la zona de la carretera y evitar un posible atropello. Una vez pasa el peligro, el responsable de la obra puede, mediante su reloj, parar el aviso y poner en marcha el sistema de nuevo.

El primer prototipo de este sistema fue desarrollado en el PFC “Diseño e implementación de un sistema de control perimetral para seguridad en obras de infraestructuras lineales”, que fue presentado el pasado 21 de Diciembre, siéndole concedida la matrícula de honor en el pasado mes de enero. Tras este primer desarrollo, se trabajará junto con la empresa Valoriza Infraestructuras para probarlo en entornos reales y evolucionarlo, con el fin de emplearlo en un futuro en este tipo de trabajos.